Tenemos las mejores opciones de vivienda

Los problemas hipotecarios más comunes y cómo resolverlos

Escrito por Buscando CasaPara comprar la casa ideal

Los problemas hipotecarios más comunes y cómo resolverlos

Los problemas hipotecarios son más frecuentes de lo que se piensa, y lo cierto es que la mayoría de las veces no estamos preparados para enfrentarlos.

Los conflictos legales con las propiedades son muy comunes en México, ya sea porque te falta un documento, falleció algún familiar o porque te separaras de tu pareja. Hay un montón de dificultades legales que se pueden presentar, y llegan a quebrarte la cabeza.

No te preocupes, aquí encontrarás un breve respiro para que sepas con certeza lo que está pasando y puedas actuar de la mejor manera, o incluso prever posibles contingencias. Infórmate aquí, y evita problemas legales con tu casa.

¿Eres heredero, pero no hay testamento?

Primero que nada, la casa está intestada: este término se refiere a que eres el heredero de la propiedad, pero no se realizó ningún testamento que lo acredite. En este caso, se tendrá que iniciar un juicio sucesorio en el que se podrá transmitir la propiedad de la persona fallecida a los herederos legítimos.

En el juicio se verificará la cantidad de hijos dentro y fuera del matrimonio (siempre y cuando lleven el apellido del fallecido), quién es el cónyuge legal y el régimen por el cuál estaban unidos; Puede ser por bienes separados o mancomunados. Una vez que se sepa exactamente cuántas personas están involucradas, se podrá saber el porcentaje correspondiente a cada uno de ellos.

Posteriormente, se hará un inventario y una valuación de los bienes intestados, y las partes propondrán una repartición hipotética que tendrá que ser aprobada por el juez que lleve el caso. Cuando el juez apruebe el proyecto de repartición, se procederá con el mismo.

Problemas hipotecarios por divorcio

Primeramente, todo dependerá de la sociedad conyugal bajo la cual te casaste.

Si fue por bienes mancomunados, la casa es de la pareja en un porcentaje de 50% para cada uno, aun cuando sólo aparezca el nombre de uno de los dos en las escrituras. Si, al contrario, fue por bienes separados, la propiedad sólo le pertenece al que la acredite frente al Registro Público de la Propiedad.

Lo mismo pasa si la propiedad fue comprada antes del matrimonio. Recuerda que si no llegan a un acuerdo de división durante la separación de los bienes, la situación persistirá aunque haya terminado el trámite de divorcio.

Mantén las escrituras en un lugar seguro

En caso de que pierdas las escrituras, busca el recibo con el que te fueron entregadas, o por lo menos el número de folio que se te asignó cuando te las dieron, y en qué número de notaría fue.

En caso de contar con estos requisitos, puedes acudir a la notaría en la que te expidieron las escrituras o al Archivo General de Notaría, y solicitar una copia certificada.

Si no tienes ninguno de los papeles anteriores, tendrás que ir directamente al Registro Público de la Propiedad para que te puedan dar un antecedente registral en el que aparecerán los datos del último dueño, el número de escritura de la propiedad y la notaría en la que fue expedida. Necesitarás identificar el inmueble con algún comprobante de domicilio.

Los problemas hipotecarios, lamentablemente, son comunes y nos pueden poner en serios aprietos. Ante todo, lo mejor es asesorarte con expertos inmobiliarios y contar con un buen abogado en estos temas. Y, sobre todo, siempre hay que estar preparados para cualquier eventualidad, y tener nuestros documentos en orden.

Recomendados para ti

Asesor - Buscando Casa

SOLICITA INFORMACIÓN


*Aviso de privacidad