Tipos de créditos hipotecarios: ¿Infonavit o bancario?

Escrito por Buscando CasaPara comprar la casa ideal

Tipos de créditos hipotecarios: ¿Infonavit o bancario?

Existen diferentes tipos de créditos hipotecarios, cada uno se ajusta mejor a unas circunstancias que a otras. ¿Cuál es el que te conviene más a ti?

Cuando te decides a adquirir una casa, el financiamiento es una de las mayores preocupaciones, pues debes saber que si no la pagas de contado tendrás que acudir a alguna institución financiera para que te apoye con un crédito hipotecario.

Seguramente conoces algunos bancos que lo otorgan, o a algunas instituciones como el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, mejor conocido como el INFONAVIT. Ambas opciones ofrecen el mismo servicio, pero tienen diferencias fundamentales que debes conocer para tomar la mejor decisión al adquirir tu nueva vivienda. Te invitamos a conocerlas.

Tipos de créditos hipotecarios y sus diferencias

Pagos. Los bancos fijan una mensualidad que en el inicio podría parecer mayor que la del INFONAVIT, sin embargo, los pagos del Instituto varían según tu salario. En el INFONAVIT, la modalidad de Veces el Salario Mínimo Mensual (VSMM) se refiere a que, independientemente de las fluctuaciones inflacionarias, tú tendrás que pagar un porcentaje de tu salario; la ventaja es que las tasas de interés también varían, pues si ganas de $3,000 a $19,999 te darán una tasa del 4%, y si ganas más que eso, aumentará al 10%. Los bancos, por otro lado, van del 8.5% al 11% de interés.

Crédito. Anteriormente, sólo el banco registraba tu historial crediticio para saber si eras un candidato ideal para el crédito, pero actualmente el INFONAVIT también requiere esa información. Para acceder al crédito INFONAVIT es necesario que hayas juntado 116 puntos en el sistema; éstos se suman cuando has cotizado, como mínimo, tres años en el Seguro Social. De igual forma, necesitas haber trabajado durante un año y medio en el mismo lugar para que no te resten puntos. En el caso del banco, es necesario que demuestres tu capacidad para pagar el crédito. Todo esto lo revisan en tu historial y a través de un análisis de tu salario, considerando la cantidad que solicitas para el crédito.

¿Y si me quedo sin trabajo?

Este es uno de los principales parámetros que debes considerar. Desgraciadamente, los bancos no tienen ninguna solución para un problema de esta naturaleza, y simplemente aumentarán tus intereses, tendrás multas e incluso podrías perder el crédito y tu casa.

En cambio, el crédito del INFONAVIT te ofrece, por ley, un seguro que aplaza tus pagos de 12 hasta 24 meses, así que no será requerido tu pago, pero la deuda crecerá debido a los intereses, y al final de la prórroga tendrás que pagar más por el crédito y en un plazo mayor.

Infórmate

Tú y sólo tú tienes la última palabra al decidir cómo financiarás tu casa, así que lo más importante es tener toda la información a la mano para que no te quede ninguna duda. En el caso de los bancos, puedes acudir con un ejecutivo para conocer los requisitos necesarios, e incluso ahí tienen herramientas para calcular exactamente cuánto tendrás que pagar con un salario y una propiedad específicos. En el caso del INFONAVIT, el Instituto imparte talleres que son requeridos para comenzar el trámite hipotecario. En ellos te informan de todos los procedimientos y cuentan con un gran número de expertos capaces de contestar cualquier duda que te surja.

Analiza tu situación actual y piensa cómo te proyectas de aquí a diez años. ¿En dónde te ves trabajando? ¿Tendrás una familia? ¿Cuánto pretendes ganar para entonces? Si tienes una respuesta clara para esto, será más fácil que tomes una decisión adecuada a tus circunstancias y tus objetivos de vida.

Recomendados para ti

Asesor - Buscando Casa

SOLICITA INFORMACIÓN


*Aviso de privacidad