Cómo crear tu Historial Crediticio para comprar casa

Escrito por Buscando Casa   |   Para comprar la casa ideal

Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Súper!​

Tienes entre 18 y 22 años y por fin eres libre para hacer las cosas que deseaste: comprar departamento o casa y mudarte a vivir solo pero eso es apenas el principio de tu independencia.Tarde o temprano necesitarás un crédito. ¿Un qué? Un crédito. Y para eso debes construir un buen historial crediticio. ¿Cómo se hace eso?

Cómo construir un buen historial crediticio para comprar casa o auto

Bien, abordaremos dos supuestos: el primero. Nunca has tenido un crédito, ¿cómo inicio? Dos palabras importantes. Recuérdalas siempre: Constancia y Responsabilidad.

No ser sujeto de crédito puede ser una tragedia, pero también una ventaja tenerlo y mantenerlo limpio, no excediendo tu capacidad de endeudamiento y cumpliendo a tiempo con los pagos.

Okay, ya tengo la primera clave pero sigo sin tener un crédito, ¿qué sigue?

Empieza por un ahorro

Una estrategia sencilla y realista para empezar es saber cuánto gastas y en qué, organizar un presupuesto que te ayude a identificar y controlar tus gastos, y asignar un porcentaje de tus ingresos al ahorro (20%).

 Establece una meta y un plazo

¿Para qué quieres ahorrar? ¿Para tus vacaciones? ¿Para casarte quizá? ¿Para un enganche de un auto, casa o departamento? Obviamente entre menor sea la cantidad que necesites ahorrar, menor será el plazo. Establece metas pequeñas y alcanzables para hacer del ahorro una costumbre cuyos resultados sea lo que te motive a lograr metas más grandes pero también alcanzables.

Obvio que para lograr un ahorro necesitas una fuente de ingresos, pero no hay ingreso que alcance para un ahorro sin la organización de un presupuesto y la disciplina para aplicarlo.

Ahora que ya tienes lo más esencial; un ingreso, un presupuesto, una cantidad y un plazo. ¿Qué sigue?

Abre una cuenta de ahorro en un banco

En algunos bancos ya no es necesario acudir para abrir una cuenta de ahorro. Puedes hacerlo desde sus aplicaciones o probablemente tu empleo ya te deposita directamente en una cuenta. Si es así, algunos bancos tienen la manera de abrir una subcuenta para ahorro.

Solicita una tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son un arma de dos filos pero necesarias. Por un lado te ofrecen la posibilidad de financiar tus compras, pagarlas en cómodas mensualidades a veces hasta sin intereses; pero por el otro lado también son una atractiva pero peligrosa tentación para excederte en tu capacidad de endeudamiento, atrasarte, y ensuciar tu historial crediticio. Por eso, de nuevo, es importante tu disciplina en el gasto y el manejo responsable de tu presupuesto.

Entre los requisitos más comunes para adquirir una tarjeta de crédito te pedirán:

  • Ser mayor de edad
  • Comprobante de ingresos
  • Comprobante de domicilio reciente
  • Identificación oficial
  • Referencias personales o de otros créditos
  • Llenar la solicitud

A partir de aquí el factor más importante para la construcción de un historial crediticio saludable es mantener la paciencia, disciplina y constancia para acceder a mayores oportunidades crediticias, porque los bancos tendrán la manera de conocer y verificar tu capacidad de pago y, manteniendo un sano manejo verán que eres una persona ordenada y puntual en tus pagos.

 Rumbo a la meta

¿Cuánto tiempo esperar para lograr esto? Va de la mano con lo que ganas, cómo administras tus gastos y cuáles son tus metas, pero construir un historial para tus primeros créditos podría tomarte entre 6 meses y 1 año.

Recuerda aplicar la regla 50/30/20. Por ejemplo, si tus ingresos son de 30 mil al mes y deseas comprar una casa de 1 millón, con el 20% de tu ingreso ahorrado, o sea, 6 mil pesos mensuales, juntar para tu enganche y otros gastos podría tomarte solo 33 meses.

Cómo limpiar mi historial crediticio

El segundo supuesto es, ¿qué debo hacer para limpiar mi historial si me atrasé o dejé de pagar un crédito? Tener un historial crediticio es fácil. Mantenerlo limpio puede ser todo un reto. Si ya tuviste o tienes este problema, hay una salida digna.

Lo primero es acercarte con tu acreedor (o acreedores) para negociar la reestructura de tu adeudo o un pago finiquito que termine con la deuda por mutuo acuerdo y cumplirlo en su totalidad.

Una vez pagado tu adeudo, reintégrate a la vida financiera construyendo un ahorro tal y como ya te describí arriba. Es recomendable que en algunos casos o en cualquiera que te haga sentir más cómodo y seguro, busques la asesoría de empresas reconocidas como “Reparadoras de Crédito” que se dedican a la negociación de deuda con bancos o empresas comerciales.

Esto te dará respaldo profesional y añadirá certeza legal en cuanto a la negociación y términos, así como resolver cualquier duda sobre cómo manejar la situación y proceder.

Aquí te esperamos, en BuscandoCasa.

Compártelo y espera más información
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Te atendemos como en casa, déjanos tus datos

¡Llámanos!   Teléfono   8150-3679 | Abierto todos los días de 8 a.m. a 7 p.m. Consigue tu Número de Seguro Social.

¿Te gustaría que te llamemos en 28 segundos?

Déjanos tu celular y uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo de manera inmediata.

Aviso de privacidad