Los problemas hipotecarios más comunes y cómo resolverlos.

Escrito por Buscando Casa   |   Sector Inmobiliario

Tiempo de lectura: 6 minutos
Rate this post
Los problemas hipotecarios más comunes

Los problemas hipotecarios son más frecuentes de lo que pensamos. Y lo más complejo aún: la mayoría de las veces no estamos preparados para afrontarlos. Generalmente nos toman por sorpresa y con la guardia baja.

Tener los papeles de una casa, un terreno o una propiedad toma tiempo y esfuerzo. Si le sumamos problemas extras, entonces se convierte más que la consecución de un sueño, en un gran dolor de cabeza.

Además, cuando las complicaciones parecen no tener solución viable, incluso, podrían hacerte desistir de seguir con tus trámites.

Pero, aunque los conflictos legales con las propiedades sean frecuentes en México, hay maneras de superarlos.

No te preocupes, aquí encontrarás algunas claves para que sepas con certeza lo que está pasando. Esto te permitirá tomar la decisión correcta y prever posibles contingencias. Infórmate aquí, y evita problemas mayores con tu propiedad.

Problemas hipotecarios más comunes

En nuestro país los problemas hipotecarios más comunes son: falta de documentos, temas de testamento o separación de bienes. El descuido de prescindir de la documentación en regla o actualizada, genera importantes trabas.

Tendemos a dejarlo todo para última hora ó pensar que este tipo de contratiempos en la documentación no afectarán nuestras acciones futuras. De una u otra manera, el problema ya se generó y se debe solucionar.

Los problemas hipotecarios se pueden resolver con la asesoría de expertos inmobiliarios y abogados

Aunque lo ideal, es estar informado de los posibles problemas hipotecarios que se puedan presentar y estar un paso adelante. Investigar teniendo en cuenta qué hacer ante cada incidencia nos puede ahorrar tiempo, dinero y malos ratos.

Se debe tomar en cuenta que resolver los problemas una vez que estamos metidos en ellos, puede salir caro. Arreglar la documentación a destiempo o en un apuro, puede afectar, incluso, nuestra estabilidad financiera.

Problemas con el testamento

Testamento puede causar problemas hipotecarios

Uno de los problemas hipotecarios más comunes son los relacionados con los papeles de testamento.

¿Cuántas historias al respecto has escuchado? Disputas familiares, que a veces se extienden por años, por descuido de los actos jurídicos pertinentes.

Cuando no existe un testamento es difícil probar ante la ley a quién le corresponden los bienes a heredar. En ocasiones se puede resolver fácilmente con un acuerdo entre las partes demandantes, pero en otras tantas es un proceso largo.

En un testamento se manifiesta la voluntad sobre el destino de los bienes del testador. Es un documento garante de la seguridad jurídica de los herederos.

Situación de divorcio

Cuando sucede un divorcio existen al menos dos escenarios posibles: si hubo o no acuerdo prenupcial. Antes de unirse en matrimonio, las parejas pueden dejar por sentado si los bienes adquiridos previo a la unión serán mancomunados.

En algunos casos los acuerdos se establecen claros en relación a los bienes si existiera un divorcio. Cuando no se presta atención a este punto la situación se complica a posteriori.

Con respecto a las propiedades que se encuentran bajo una disputa legal por divorcio, pueden pasar años antes de resolverse. Son muchos los factores que influyen, como por ejemplo, si hay menores de edad en medio de la situación.

Si no hubo un preacuerdo, lo ideal es dividir a partes iguales los derechos sobre la propiedad. Aunque pueden presentarse situaciones en la que los demandantes exigen más.

Pérdida de las escrituras

Es muy común encontrar casos en los cuales, los documentos de las propiedades se extravían. Resguardar esta documentación parece no ser prioridad para un grupo numeroso de personas.

Son muy frecuentes los casos donde los propietarios se percatan de no poseer los papeles necesarios al momento de los trámites. En medio del apuro, la falta de cuidado de las escrituras, puede generar mayor desgaste en tiempo y dinero.

Si bien se pueden reemplazar los documentos, hay que hacer una serie de diligencias. Además, se tienen que tener disponibles ciertos datos.

La pérdida de documentos es común, especialmente, cuando las propiedades son más antiguas.

¿El llamado de atención? Resguardar las escrituras en un lugar seguro. Puede ser un buzón del banco o una caja fuerte. Es recomendable tener a mano, datos como la notaría donde se realizó el registro de la propiedad.

Esto último puede ser la tabla de salvación rápida en caso de extravío.

¿Cómo solucionar los problemas hipotecarios?

Cómo solucionar problemas hipotecarios

Cada situación tiene su forma particular de proceder. Importante en todos los casos asesorarte con expertos. Sobre todo, para que la situación no se complique más de lo debido.

Por testamento

¿La casa está intestada? Este término se refiere a que eres el heredero de la propiedad, pero no se realizó el testamento que lo acredite.

En este caso, se tendrá que iniciar un juicio sucesorio en el que se podrá transmitir la propiedad de la persona fallecida a los herederos legítimos.

En el juicio se verificará la cantidad de hijos dentro y fuera del matrimonio (siempre y cuando lleven el apellido del fallecido (a)). Quién es el cónyuge legal y el régimen por el cuál estaban unidos. Puede ser por bienes separados o mancomunados.

Una vez que se sepa exactamente cuántas personas están involucradas, se podrá saber el porcentaje correspondiente a cada uno de ellos.

Posteriormente, se realizará un inventario y una valuación de los bienes intestados. Las partes propondrán una repartición hipotética que tendrá que ser aprobada por el juez que lleve el caso.

Cuando el juez apruebe la repartición de los bienes, se procederá con el mismo.

Por divorcio

Cuando la situación es de divorcio, todo dependerá de la sociedad conyugal bajo la cual te casaste.

Si fue por bienes mancomunados, la casa es de la pareja en un porcentaje de 50% para cada uno. Esto aun cuando sólo aparezca el nombre de uno de los dos en las escrituras.

Si fue por bienes separados, la propiedad solo le pertenece a quien la acredite frente al Registro Público de la Propiedad. Lo mismo pasa si la propiedad fue comprada antes del matrimonio. 

Recuerda que, si no llegan a un acuerdo de división durante la separación de los bienes, la situación persistirá. Incluso, al terminar los trámites de divorcio.

Por escrituras

En caso de que pierdas las escrituras, busca el recibo con el que te fueron entregadas, o por lo menos el número de folio que se te asignó cuando te las dieron. También el número de notaría.

En caso de contar con estos requisitos, puedes acudir a la notaría que expidió  las escrituras o al Archivo General de Notaría. En estas oficinas puedes solicitar una copia certificada.

Si no tienes ninguno de estos datos, tendrás que ir directamente al Registro Público de la Propiedad. Allí te darán un antecedente registral.

En ese antecedente registral aparecerán los datos del último dueño, el número de escritura de la propiedad y la notaría en la que fue expedida. Necesitarás identificar el inmueble con algún comprobante de domicilio.

¿Cómo usar un crédito hipotecario?

Si ya superaste los problemas hipotecarios o no tuviste que atravesarlos, tendrás la posibilidad de solicitar un crédito hipotecario. Una vez con los papeles de la propiedad en orden, ésta puede ser garantía para pedir un préstamo a largo plazo.

Un crédito hipotecario, a diferencia de lo que podemos pensar en un primer momento, no solo se ocupa para comprar una propiedad. Con un crédito puedes ampliar o remodelar un bien o para obtener liquidez.

Esta última opción debe ser muy meditada, puesto que estás poniendo tu propiedad en garantía.

Actualmente entidades bancarias, públicas y privadas, tienen un interesante abanico de alternativas de créditos.

Incluso, en sus sitios webs, tienen simuladores de créditos que te dan un panorama más claro del beneficio. Cuánto te pueden prestar y la forma de pago.

Es cuestión de investigar y elegir el que mejor se adapte a tu presupuesto, recursos y necesidades.

Conclusiones

Para evitar tener problemas hipotecarios, lo principal, es mantener todos los papeles y documentos de la propiedad en orden. De ser posible actualizados y en buen resguardo, ya sean testamentos o escrituras.

A veces un mínimo descuido, como un extravío, puede complicarnos una acción futura con la propiedad. De ser posible, protege tus documentos en una caja fuerte o en el banco.

En cuanto a los temas de divorcio, lo recomendado es hacer un acuerdo prenupcial para evitar males mayores en el futuro. Si bien nadie quiere divorciarse, son situaciones que pueden pasar.

Los problemas hipotecarios, lamentablemente, son comunes. Podemos vernos en serios aprietos. Lo mejor es asesorarte con expertos inmobiliarios y contar con excelentes abogados en estos temas.

En Buscando Casa tenemos asesores con experiencia que pueden guiarte. Estamos listos para atender tus dudas en temas de bienes raíces. Contáctanos.

También te puede interesar:

Conoce cómo obtener un crédito para una casa

Los lugares más seguros para vivir en México

¿Cuánto cuestan las escrituras de una casa?

Compártelo y espera más información
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Te atendemos como en casa, déjanos tus datos

Para acudir a este desarrollo es necesario tener una cita. Agenda tu visita en menos de dos minutos aquí.
¡Llámanos!
| Abierto todos los días de 9 a.m. a 7 p.m. Consigue tu Número de Seguro Social.

¿Te gustaría que te llamemos en 28 segundos?

Déjanos tu celular y uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo de manera inmediata.

Aviso de privacidad